Lunes, 24 noviembre 2014


Relacionadas

 


Plan de choque de la Junta para crear 5.000 empleos con obras en centros docentes



La dotación de este nuevo plan de choque, encaminado a obras de mejora de la red de centros educativos públicos, será de 200 millones de euros

SEVILLA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía destinará 200 millones de euros a un plan extraordinario de obras de mejora de la red de centros educativos públicos que primará la contratación de personas desempleadas de larga duración y con cargas familiares. El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes esta iniciativa, denominada Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía (OLA), que se desarrollará hasta finales del próximo año y supondrá la creación de alrededor de 5.000 empleos entre los colectivos sociales más afectados por la crisis económica, especialmente el de los parados procedentes del sector de la construcción.

El nuevo plan, anunciado por el presidente de la Junta en el último Debate sobre el Estado de la Comunidad, se suma al conjunto de medidas de choque que el Gobierno andaluz desarrolla desde febrero de 2008 para impulsar la actividad económica, con más de 14.338 millones de euros invertidos y unas 30.500 empresas beneficiadas.

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, ha expuesto en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que el Plan OLA, cofinanciado en un 80 por ciento por la Unión Europea y en un 20 por ciento por la Junta, prevé unos 450 proyectos de construcción, ampliación y renovación de colegios e institutos en las ocho provincias andaluzas. Ha destacado que esta medida supone un importante respaldo a las empresas de la construcción en la comunidad.

Según ha agregado, las obras de reforma prestarán especial atención a la mejora de las infraestructuras de tecnologías de la información y la comunicación, la eficiencia energética y la eliminación de barreras arquitectónicas.

Respecto a los planes de infraestructuras educativas desarrollados en la última década (Aula 2000 y Mejor Escuela), el Plan OLA suma como nuevos objetivos la creación de empleo directo y el apoyo a las pymes, especialmente en la construcción, sector del que proceden dos de cada tres empleos perdidos en la comunidad por la crisis económica.

De este modo, las empresas adjudicatarias deberán contratar a personas inscritas como demandantes de trabajo en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Según ha señalado Ávila, al menos el 70 por ciento del coste de personal de cada proyecto corresponderá a empleo de nueva creación, mientras que el resto (trabajadores propios y dirección técnica) deberá estar contratado por tiempo indefinido.

Las empresas presentarán sus ofertas de trabajo ante el SAE y, en función de los perfiles profesionales solicitados, este organismo facilitará candidatos seleccionados entre personas residentes en los municipios donde se desarrollen los proyectos.

Las contrataciones, por un tiempo al menos igual al de la duración de la obra, darán prioridad a desempleados de larga duración con cargas familiares, que no reciben ningún tipo de prestación o subsidio y que no hayan tenido vinculación con la entidad empleadora en los tres meses anteriores a la presentación de la oferta.

En cuanto al desarrollo del plan, la Consejería de Educación propondrá los proyectos a ejecutar y se ejecutarán a través del ente público de infraestructuras y servicios educativos, que procederá a la licitación. Por su parte, la Consejería de Empleo, a través del SAE, facilitará personal desempleado residente en los municipios del área territorial de empleo del municipio donde esté ubicado el centro educativo para su preferente contratación. Ha apuntando que será preferente la contratación de personas que no sean beneficiarias de prestaciones o de subsidios, con cargas familiares, o pertenezcan al colectivo de parados de larga duración.

Asimismo, la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, por su parte, verificará y evaluará las actividades, a través de la comisión de planificación y seguimiento que se ha creado con la aprobación de aprobación de la puesta en marcha del Plan OLA.

Las obras comenzarán con carácter inmediato y pondrán prolongarse hasta diciembre de 2012, según ha explicado Antonio Ávila, quien ha señalado que el precio de las obras y servicios se abonará a las empresas contratistas con 40 días de plazo y que éstas deberán, con un plazo de 30 días, abonar a proveedores o a eventuales subcontratistas.

PLANES EXTRAORDINARIOS

Andalucía es la única comunidad autónoma que ha desarrollado planes extraordinarios directamente orientados al mercado laboral desde el inicio de la crisis económica. Este es el caso de las dos ediciones del Plan de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja), complementario del Plan E de la Administración central, con unas inversiones de 551 millones de euros para más de 4.100 obras municipales realizadas por pymes y 31.000 contrataciones entre 2009 y 2010.

Otra iniciativa destacada ha sido el Plan de Medidas Extraordinarias para el Mercado de Trabajo Andaluz (Memta), que ha propiciado 10.287 contrataciones de personas desempleadas en proyectos de interés general dentro de los sectores de mayor potencial, como las energías renovables o la atención a la dependencia. Esta iniciativa ha supuesto una inversión de 139 millones de euros.

A estos planes se suman otros dos aprobados el pasado mes de mayo específicamente dirigidos a los colectivos sociales más castigados por la crisis: los jóvenes y los parados mayores de 45 años. El primero de ellos, denominado Plan Motiva, cuenta con un presupuesto de 1.405 millones de euros hasta 2014 y beneficiará a unos 150.000 jóvenes. Por su parte, el Programa 45 Plus, invertirá durante los próximos cuatro años 414,4 millones de euros en mejorar la empleabilidad de unas 65.000 personas.

Las medidas extraordinarias de empleo en Andalucía se completan con los dos planes que el Gobierno andaluz impulsa en la recta final de la legislatura para reactivar el mercado laboral en el ámbito de la construcción. Estos planes, OLA y Encamina2, movilizarán en su conjunto unas inversiones de más de 300 millones de euros.