Domingo, 23 febrero 2020


Relacionadas

 


La Guardia Civil aborta un alijo de 1.700 kilos de hachís que pretendía ser introducido por Chipiona



CHIPIONA (CÁDIZ), 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha abortado un alijo de 1.700 kilos de hachís que pretendía ser introducido por la costa gaditana y que ha podido evitarse tras ser detectado por los operadores del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE).

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, el operativo se ha iniciado en torno a las 03,00 horas de esta madrugada, cuando las cámaras del SIVE advierten la presencia de una embarcación, que navegaba a gran velocidad y sin ningún tipo de señalización luminosa, rumbo a la desembocadura del río Guadalquivir.

Al sospechar que podría tratarse de un desembarco de droga, se pasó aviso a la tripulación de una de las patrulleras del Servicio Marítimo y a las unidades de tierra del puesto principal de la Guardia Civil de Chipiona, que se pusieron en marcha con objeto de intentar impedir el desembarco de la sustancia estupefaciente en la costa.

Los tripulantes de la embarcación varan la embarcación en la playa chipionera de Las Tres Piedras y, al descubrir la presencia de los agentes de la patrulla de Chipiona, emprenden la huida amparados por la oscuridad de la noche y lo abrupto del terreno, sin que pudieran ser interceptados, teniendo los guardias civiles que asegurar el alijo hasta la llegada de más agentes.

La embarcación resultó ser una neumática de ocho metros de eslora y provista de un motor fueraborda de 60 caballos de vapor. En su interior, se hallaron 56 bultos envueltos en sacos de arpillera que, a falta de su pesaje oficial, arrojaron un preso aproximado de 1.700 kilogramos de hachís.

La neumática, la droga y dos teléfonos hallados en su interior, se encuentran a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de los de Sanlúcar de Barrameda, encontrándose la operación abierta, por lo que no se descartan detenciones.