Viernes, 10 julio 2020


Relacionadas

 


Los almadraberos exigen la inclusión de este tipo de pesca “extractiva” en la reforma de la PPC



CÁDIZ, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Productores Pesqueros de Almadraba (OPP) ha exigido este martes la inclusión de este tipo de pesca “extractiva” en la propuesta de reforma de la Política Pesquera Común (PPC), subrayando que el documento, que ha dejado “muy abandonada” a la flota artesanal, ni siquiera menciona a las almadrabas, lo que ha causado un “gran malestar” en el seno organizativo de los almadraberos.

En declaraciones a Europa Press, la directora gerente de la OPP, Marta Crespo, ha recordado que hace más de un año el director de la Comisión Europea del momento les dijo que las almadrabas y el marisqueo iban a formar parte de la reforma, “pero nuestra sorpresa ha sido que ahora el documento ni nos nombra”, por eso, se están empezando a mover y, de momento, han mantenido ya un encuentro con el delegado provincial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Juan Antonio Blanco, para exponerle sus reivindicaciones y que éste, a su vez, lo traslade a Madrid para mantener una postura común.

Crespo ha asegurado que pelearán para conseguir que “de una vez por todas” se incluya en la reforma “al arte más antiguo de Occidente”, como pesca extractiva. Reitera que este tipo de pesca es “totalmente extractivo”, por lo que exige que se les considere como otra modalidad de pesca más “con los mismos derechos”.

En este sentido, ha asegurado que derechos “no tenemos ninguno”, pero obligaciones “tenemos muchas”, entre ellas la de contar con un “carísimo” sistema de localización VMS, cuando la almadraba es un arte fijo, “ya que para ponerla y quitarla se tarda dos meses, no se mueve, y es un arte fija que necesita 500 anclas de 450 kilos de peso cada una”.

Finalmente, Crespo ha recordado que existen cuatro almadrabas en la provincia gaditana, en localidades “que dependen totalmente de la pesca” –Barbate, Zahara, Conil y Tarifa–, por lo que avanza que seguirán peleando para que los parlamentarios europeos conozcan “lo que la Comisión Europea ha ignorado: que en la provincia de Cádiz hay un arte de pesca ancestral con 3.000 años de antigüedad”.