Martes, 17 octubre 2017


Relacionadas

 


Consistorio apuesta por usar la ordenanza contra ‘gorrillas’ en el centro, donde no constan “intimidaciones”



Dice que no hay datos sobre la calidad del aire y que las infracciones son denunciadas por la Policía Local

SEVILLA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla apuesta por la utilización de la Ordenanza Municipal de Medidas para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana en los Espacios Públicos de Sevilla para atajar la aparición de aparcacoches ilegales o ‘gorrillas’ en el centro de la ciudad, donde no le constan “intimidaciones”, según la respuesta a una cuestión elevada por el PSOE a la Comisión de Ruegos, Preguntas e Interpelaciones.

En el escrito al que tuvo acceso Europa Press, el Grupo Municipal Socialista cuestiona al gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) sobre la necesidad de un plan de actuación integral ante la aparición de “numerosos” ‘gorrillas’ en el con la derogación del Plan Centro, que generan “no pocos problemas de tráfico, seguridad y convivencia”, y critica la “incapacidad” para proponer una alternativa “viable” sobre la mesa.

En este marco, el Ayuntamiento asegura que no le constan estas intimidaciones a los vecinos del centro y que las actuaciones que se llevarán a cabo son las que ya se encuentran incluidas en la ordenanza municipal para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana.

Asimismo, el Consistorio insiste en que “las infracciones de tráfico son denunciadas por los agentes de la Policía Local”, tras ser cuestionado por el “modo” en que se dará respuesta a las “numerosas infracciones de tráfico y coches en doble fila sobre las aceras y en las esquinas”.

Sobre el incremento de la contaminación en el centro, el gobierno municipal asegura que “no constan datos de incremento de emisiones” y, tras ser cuestionado sobre la existencia de datos sobre la calidad del aire, deja claro que “no” tiene datos tras la derogación del plan.

“LA LEY DE LA SELVA” EN EL CENTRO

En este contexto, el PSOE lamenta la “ausencia de un plan de movilidad para el centro, con vecinos que tardan no menos de una hora en aparcar y numerosas infracciones, entre otros” y critica que a Zoido no le consten “ni intimidaciones de ‘gorrillas’ ni que la carga y descarga en el centro sea un problema”.

Así, exige a Zoido que “escuche a la ciudadanía, mire por los ojos de los vecinos, se baje del coche oficial y pise la calle para comprobar cómo en el centro hay doble fila, aparcamientos en las aceras, en las esquinas y pasos de cebra, aparcacoches ilegales que van y vuelven en función de las batidas de Policía Local, y que la carga y descarga interrumpe el tráfico y la normal circulación”.

Insiste en que el centro necesita un plan de movilidad “integral, consensuado con los vecinos y con los comerciantes, que ponga fin a la ley de la selva que un día y otro es denunciado por los residentes en la zona y que genera además unos volúmenes de contaminación evidentes y perjudiciales para los ciudadanos, exigiéndole además, que se tome todo el interés en disponer de esos datos de seguimiento”.