Jueves, 19 septiembre 2019


Relacionadas

 


Standard & Poor’s rebaja el rating de Andalucía por “desviaciones presupuestarias”



SEVILLA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Standard and Poor’s ha rebajado el rating a largo plazo de la comunidad de Andalucía de ‘AA-’ a ‘A+’ y se mantiene la “perspectiva negativa”, debido a lo que esta agencia califica de “desviaciones presupuestarias”, esto, es, se refleja la posibilidad de que Andalucía “registre una ejecución presupuestaria más débil de la que ahora esperan para 2011 y 2012, con desviaciones presupuestarias causadas por menores controles sobre los gastos operativos, e inversiones más altas”.

Según indica la agencia en un comunicado, los analistas estiman que la comunidad autónoma de Andalucía “registrará unos resultados presupuestarios débiles en 2011 y 2012 debido a desviaciones en ingresos”, por lo que su valoración de la gestión financiera “se ha debilitado” y opina que las contingencias “son más altas” que en sus estimaciones anteriores. También refleja su “más débil opinión sobre la gestión financiera de la Comunidad y unas contingencias mayores de lo estimado previamente”.

Asimismo, indican que la “perspectiva negativa” refleja su opinión sobre el riesgo de que Andalucía “registre una ejecución presupuestaria peor de la esperada en 2011 y 2012″, así como que “encuentre mayores dificultades para tener acceso a la financiación externa de las que ahora esperamos”. Adicionalmente, la perspectiva sobre Andalucía “refleja el impacto de una hipotética revisión de la opinión sobre el marco institucional para las autonomías de régimen común”.

En su estimación, Standard and Poor’s recuerda que “en la primera mitad de 2011, Andalucía registró un déficit del 1,5 por ciento del PIB regional, ya por encima del objetivo fijado por el gobierno central para las regiones españolas para el conjunto del año 2011 –fijado en el 1,3 por ciento del PIB regional, y por encima de la media de las comunidades, situada en el 1,2 por ciento”.

PREVISIONES

Los analistas prevén “un deterioro en la ejecución en términos presupuestarios de 2011 comparada con la del año anterior”. Según su caso base, estiman que “el ahorro bruto de Andalucía bajará a un -3,6 por ciento de los ingresos operativos en 2011, comparado con un 1,5 por ciento en 2010″.

Además, proyectan que la comunidad “registrará un déficit presupuestario después de inversiones del 17,1 por ciento de los ingresos totales, comparado con un 14,9 por ciento en el año anterior”. Las estimaciones de estos expertos de caso base para el déficit presupuestario de Andalucía tienen en cuenta su decisión de considerar los ingresos procedentes de operaciones de ‘sale and lease back’ –que estiman en 450 millones de euros para 2011– como “deuda en lugar de cómo ventas de activos, de acuerdo con nuestros criterios”.

Estos expertos han rebajado su valoración de la gestión financiera de Andalucía, que ahora estiman que tiene un impacto “neutral” sobre el rating, de acuerdo con sus criterios, tras lo que apuntan que siguen considerando que el equipo gestor de Andalucía es “experimentado, transparente y eficiente en su provisión de información de buena calidad”. Sin embargo, la ejecución presupuestaria a mitad de año y su estimación sobre la ejecución a final de año apuntan a un “debilitamiento” en la capacidad de la gestión para equilibrar ingresos y gastos.

EFECTOS DE LOS METROS

La rebaja también refleja su opinión sobre las contingencias de Andalucía, que consideran que son “más altas que en las estimaciones previas”, de manera que estiman que Andalucía “tiene contingencias relacionadas con tres proyectos de construcción de metros actualmente en marcha, el de Sevilla, Málaga y Granada” y apuntan que “dada la naturaleza crítica de las redes de transporte urbano”, esperan que la región “proporcionará apoyo financiero a los proyectos en caso de necesidad”.

El rating de Andalucía refleja su opinión sobre el “alto nivel de apoyo” que presta el sistema intergubernamental español, expresado en su valoración del marco institucional de las autonomías de régimen común como “predecible y equilibrado”, según sus criterios, algo que es demostrado por un historial de reformas institucionales para apoyar a las regiones españolas en momentos de dificultad.

PERSPECTIVA NEGATIVA

La perspectiva negativa refleja la posibilidad de que Andalucía “registre una ejecución presupuestaria más débil de la que ahora esperamos para 2011 y 2012, con desviaciones presupuestarias causadas por menores controles sobre los gastos operativos, e inversiones más altas de las que consideramos en nuestro caso base”.

En este escenario negativo, estos expertos indican que se podría bajar el rating “si el ahorro bruto de Andalucía y el déficit después de ‘capex’ se debilitaran hasta un siete y 23,5 por ciento, respectivamente en 2012″ y advierten de que también podrían bajar su rating si piensan que “la carga de deuda de la región pudiera exceder el 120 por ciento de los ingresos operativos consolidados en 2013, sin perspectivas claras de estabilización en el corto plazo”.

Por último, apuntan una serie de escenarios negativos que “podrían también llevarnos a bajar el rating sobre Andalucía”, esto es, “si revisáramos nuestra actual valoración del acceso ‘fuerte’ de la región a los mercados, debido a un deterioro en su acceso a la financiación externa en 2012, en particular debido a dificultades para acceder al mercado minoristas, algo que vemos poco probable; si pensáramos que el marco institucional puede proporcionar menor apoyo del que ahora esperamos, en el caso de que se produjera un debilitamiento del perfil crediticio de España, en cuyo caso la probabilidad de apoyo financiero extraordinario a las regiones de régimen común es menor”.

Por otro lado, los agentes indican que podrían revisar la perspectiva a estable “si la economía de Andalucía y su ejecución presupuestaria se comportan en línea con nuestro caso base”, apuntan.