Viernes, 3 julio 2020


Relacionadas

 


Asaja y COAG alertan de cierres de empresas por bajos precios del pimiento y reclaman medidas “serias”



ALMERÍA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias Asaja y COAG han alertado de que se están produciendo cierres de empresas en la provincia de Almería, “fundamentalmente comercializadoras”, como consecuencia de los “bajos precios” de productos como el pimiento, que ha llevado también a otras compañías a abrir sólo tres días a la semana –en concreto, de lunes a miércoles– por no poder “darle salida” a dichos alimentos los días restantes.

Así lo han confirmado, en declaraciones a Europa Press, tanto el presidente provincial de Asaja en Almería, Francisco Vargas, como el secretario provincial de COAG, Andrés Góngora, quienes han reclamado al respecto “medidas serias” para solucionar esta situación.

De esta manera, Vargas, que ha cifrado en aproximadamente un millar el número de agricultores que se estarían viendo afectados por el cierre de estas empresas, que perjudicaría, de este modo, a “la mitad de los productores de pimiento”, ha apostado por que estas actuaciones provengan del comercio porque ha advertido de que, “mientras tanto, el producto se queda en la mata”.

Por su parte, Góngora ha lamentado que, a pesar de que hay demanda, eso no repercuta en un aumento de los precios, de forma que, según ha explicado, es posible adquirir un kilogramo de pimientos a 20 céntimos. “Se puede decir que en ese caso no hay precio, porque hay que tener en cuenta que el coste de producción de esa cantidad ha podido ascender a 60 céntimos”, ha remarcado el secretario provincial de COAG.

Para Góngora, esto explica que algunas empresas, “sobre todo comercializadoras”, estén cerrando, “porque con esos precios no cubren los costes de almacenamiento o empaquetado, por ejemplo”, una situación que no sabe “cómo podrá acabar”.

Lo que sí tiene claro es que, en su opinión, para atajar este problema “hay que ponerle freno a las grandes cadenas de distribución agroalimentaria”, ya que, a su juicio, tienen “capacidad para acabar con este sector”, y la raíz del problema puede encontrarse, según Góngora, en que dichas compañías están “pactando estrategias de mercado”, que provocan que “los precios no suban”.

Se trata, no obstante, de un comportamiento que COAG “no puede demostrar, y parece que Competencia tampoco”, pero que lleva a Góngora a anunciar “acciones inminentes” al respecto, para cuya ejecución aspira a contar con el apoyo de las demás organizaciones agrarias.

“Nos queda la calle”, ha reconocido Góngora antes de mostrar su deseo de lograr una “unidad de acción” en este terreno, lo que le ha impedido también concretar fechas, porque ha preferido ser “prudente” para lograr dicho propósito.