Lunes, 30 marzo 2020


Relacionadas

 


El 84 por ciento de la potencia eléctrica instalada en la provincia es de origen renovable



GRANADA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 84 por ciento de la potencia eléctrica instalada en la provincia de Granada (679 MW) es de origen renovable, una potencia que desde la aprobación en 2007 por la Junta de Andalucía del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener) se ha incrementado en un 66 por ciento.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, la provincia cuenta con importantes recursos renovables en explotación (la energía proveniente del sol, eólica, hidráulica y biomasa) y un potencial elevado de geotermia, energía renovable mediante la que aprovechamos la temperatura del subsuelo.

De la energía eléctrica que consume Granada, más de un 36 por ciento procede de fuentes renovables, porcentaje similar a la media nacional (39,1 por ciento) y superior a la media andaluza, que consume actualmente un 29,3 por ciento. Y respecto a la electricidad que genera, la provincia se caracteriza por tener un parque de producción de energía eléctrica basada en las energías renovables y la cogeneración (procedimiento mediante el cual se obtiene simultáneamente energía eléctrica y energía térmica).

Así, el 84 por ciento del total de la potencia instalada es verde, 679 MW, una potencia que desde la aprobación en 2007 por la Junta de Andalucía del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener), se ha incrementado en un 66 por ciento. La energía eólica es la que mayor peso tiene, con un 51,4 por ciento de este total (349,31MW).

El desarrollo de la tecnología termosolar ha sido muy importante en la provincia. En 2008 se puso en funcionamiento la primera planta comercial en el mundo, (Andasol I, en Aldeire), que disponía de almacenamiento térmico y su desarrollo sigue avanzando. En la actualidad, existen ya dos centrales en operación con una potencia total de 99,8 MW: la ya mencionada Andasol I, y Andasol II. A estas dos se puede sumar una tercera planta que ha terminado recientemente su construcción, Andasol III, y cuya puesta en funcionamiento se espera de forma inminente.

La energía minihidráulica también tiene una gran implantación en la provincia. Existen 24 centrales, con una potencia superior a 95 MW, lo que supone el 15,5 por ciento del total andaluz. En el municipio de Pinos Puente se está poniendo en marcha una instalación muy innovadora de tecnología de gasificación de biomasa, con una potencia de 700 kW. Esta instalación convierte la biomasa sólida en gases que son utilizados con una alta eficiencia para generación eléctrica y térmica.

La producción de energía térmica con biomasa (residuos agrícolas como podas de olivo, residuos forestales e industriales como huesos de aceituna o serrín; o cultivos energéticos), también ocupa un papel muy destacado en la provincia, puesto que supone el 19,5 por ciento del total andaluz. Para conseguir un uso más eficiente de la biomasa, se requiere contar con combustibles de mayor calidad, estandarizados y normalizados, como los pélets, (pequeños cilindros de madera prensada), que permiten la automatización de los equipos y mejoras en su logística y almacenamiento. En este sentido, Granada cuenta con una fábrica de producción de pélets en el municipio de Moclín.

SUMINISTRO ENERGÉTICO

Para garantizar el suministro energético de una forma segura, estable, diversificada, eficiente y de calidad para todos, Andalucía cuenta con una importante infraestructura energética: 5.537 km de red de transporte eléctrico y 2.119 km de gas. Para favorecer la mejora de estas infraestructuras eléctricas en la provincia de Granada, la Agencia Andaluza de la Energía ha concedido en subvenciones hasta la fecha, un total de 2,8 millones de euros.

La distribución de gas natural en Granada ha crecido un 48 por ciento desde finales de 2006. En la actualidad, se cuenta con una red de 684,3 km que posibilita el acceso al gas natural a 26 municipios de la provincia, donde se concentra el 67 por ciento de la población. En este caso, las ayudas de la Junta de Andalucía han sido de 1,3 millones de euros, lo que ha representado la ejecución de una inversión total de 7,2 millones de euros.

Desde su creación, la Agencia Andaluza de la Energía ha fomentado la realización de proyectos de sostenibilidad energética en la provincia de Granada para el uso de energías renovables, mejora de la eficiencia energética, o actuaciones de mejora de la movilidad, tanto para usos residenciales, como industriales e instalaciones municipales. En total, la entidad pública ha concedido ayudas por importe de 42,9 millones de euros.

Todas estas actuaciones propician el logro de un nuevo modelo energético, en clave con los objetivos del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener) que plantea unos objetivos muy ambiciosos en materia energética para el período 2007-2013.

Desde el inicio del Plan, la potencia instalada en tecnologías renovables en Andalucía se ha multiplicado por tres y se ha conseguido una reducción muy importante del consumo energético. Todo ello ha supuesto, además del refuerzo de nuestra autonomía energética, la reducción de 6,3 millones de toneladas las emisiones de CO2 asociadas al sector energético (como si retiráramos de la circulación más de 2,5 millones de vehículos), un 57 por ciento del objetivo establecido para el año 2013.