Sábado, 15 agosto 2020


Relacionadas

 


Levantan el precinto del IES de Benamocarra y los alumnos podrán utilizar las aulas desde este lunes



MÁLAGA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Málaga ha dictado un auto en el que se ordena quitar el precinto del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘La Maroma’, en el municipio malagueño de Benamocarra, puesto por orden del alcalde, Abdeslam Lucena (PP). De este modo, tras las vacaciones navideñas, los alumnos podrán reanudar este lunes la actividad escolar en el centro.

Así lo ha explicado a Europa Press el delegado provincial de Educación de la Junta de Andalucía, Antonio Escámez, quien ha precisado que no cabe recurso contra el auto.

El Consistorio de Benamocarra determinó el cierre de este centro con el objetivo de reparar los desperfectos y deficiencias estructurales que presentaba, según argumentaron desde la Corporación municipal.

No obstante, el responsable provincial de Educación ha incidido en que este auto “corrobora que el edificio en sí no tiene ningún tipo de problema ni de seguridad”. “Lo único –ha especificado– es que en el exterior del recinto, en las pistas deportivas, hay unas escolleras derruidas, que son las que se pretenden reparar”.

El arreglo de las mismas se inició el pasado 15 de diciembre, pero el Ayuntamiento de la localidad “las paralizó, incluso habiendo sido declaradas obras de emergencia –no requieren licencia–”, ha asegurado Escámez, añadiendo desconocer el motivo por el que se pararon estos trabajos.

Según el delegado, se han presentado varias alegaciones para impugnar el decreto de paralización de las obras, cuya licencia “ha sido reiteradamente pedida durante más de dos años, la última vez en abril de 2011, y el Ayuntamiento nunca la ha concedido”.

Ha rechazado, por otra parte, que se haya impedido el paso a los técnicos para inspeccionar el instituto, ya que “a la pregunta –al Ayuntamiento– de a qué hora y qué día se abría el centro para inspeccionarlo, no hubo contestación”.

También “es falso” que a una alumna le hayan tenido que dar puntos de sutura tras una caída por culpa de las piedras de las escolleras, ha dicho Escámez, quien ha precisado que esta estudiante se cayó dentro de una clase, sufriendo un hematoma.