Miércoles, 8 julio 2020


Relacionadas

 


La falta de combustible impide a Linesur cumplir con los servicios mínimos de la huelga en la zona rural de Jerez



JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La falta de fondos para combustible ha impedido a Linesur, la empresa concesionaria del servicio de autobuses urbanos en la zona rural de Jerez de la Frontera (Cádiz), cumplir con los servicios mínimos en la tercera semana de huelga de la plantilla. Sólo han podido salir a la calle cuatro de los siete vehículos previstos.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del comité de empresa, Alejandro Gómez, ha indicado que la empresa ha optado por “dosificar” el combustible y recortar los servicios “con menos demanda” ante la falta de dinero para repostar los 200 litros diarios que requieren estos autobuses para trasladar a los vecinos de las pedanías y las barriadas rurales al casco urbano jerezano.

En este sentido, ha explicado que los conductores están repostando “como mucho” una media de 100 litros diarios pero ha alertado de que en caso de avería se verán obligados a tener “uno o dos coches en la calle” frente a los más de 12 que habitualmente suelen funcionar cuando el servicio funciona con normalidad.

Los trabajadores tienen previsto continuar este martes con las protestas y han organizado una caravana de vehículos que recorrerá las calles de Jerez para exigir el pago de las tres últimas nóminas. Los sindicatos se harán cargo del coste del combustible del autobús que participe en esta protesta.

Desde el comité de empresa han cifrado en “casi tres millones” la deuda que tiene contraída el Ayuntamiento jerezano con Linesur, responsable de un servicio del que dependen casi 1.000 vecinos del entorno rural.