Lunes, 27 enero 2020


Relacionadas

 


Ecologistas en Acción apoya al juez Rivera ante sus supuestas “presiones”



Ecologistas en Acción ha mostrado públicamente su apoyo a la “meritoria labor profesional que ha realizado” el juez Jesús Rivera en la lucha contra la especulación y la corrupción urbanística y por la sentencia que dictó en septiembre de 2008 sobre la licencia de obras del Hotel del Algarrobico, situado en pleno Parque Natural del Cabo de Gata.

El juez Rivera, según un comunicado de Ecologistas en Acción, “ha denunciado públicamente que poco después de publicarse la sentencia contra el Hotel del Algarrobico, comenzó a sufrir presiones del juez decano de Almería, Luis Miguel Columna Herrera, y del Juez titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1, Tomás Cobo Olvera”.

“Estas presiones consistieron en modificar las normas por las que se regía el reparto de las causas judiciales proponiendo a la Sala de Gobierno del TSJA que el Juzgado de Jesús Rivera aumentase su carga de trabajo en beneficio del Juzgado de Tomás Cobo Olvera. Casualmente las asociaciones ecologistas de Almería, pocos años antes, ya se habían quejado de que la Oficina de Reparto de las causas judiciales, de la que es el responsable el juez decano Columna, enviaba todas las causas penales relacionadas con el Ayuntamiento de Níjar al Juzgado de Instrucción número 1″, señala Ecologistas en un comunicado.

El juez decano de Almería “se ha destacado por sus actuaciones contrarias a las asociaciones ecologistas que han venido trabajando de forma altruista en defensa del medio ambiente de la provincia de Almería”, según el colectivo.

Y es que, “la destrucción de la costa ha sido posible porque muchos jueces y fiscales han permanecido impasibles ante la agresión al litoral, cosa que no ha hecho el juez Rivera. El movimiento ecologista tiene que estar muy agradecido a la magnífica actuación profesional de Jesús Rivera Fernández. y a su compromiso con el cumplimiento de las leyes urbanísticas y medioambientales, y esperamos que no vuelva a sufrir presiones por cumplir con su deber”.