Sábado, 20 julio 2019


Relacionadas

 


Acusados de espionaje los periodistas británicos retenidos en Libia



TRÍPOLI, 5 Mar. (Reuters/EP) -

Los dos periodistas británicos que fueron capturados el pasado 22 de febrero por la Brigada Swelhi en Misrata son en realidad espías, según ha denunciado este domingo el líder de la milicia libia, Faraj al Swelhi, en una rueda de prensa.

Se trata de Nicholas Davies-Jones y Gareth Montgomery-Johnson, trabajadores del canal de noticias iraní en inglés Press TV. Aunque fueron capturados en Misrata, donde opera esta milicia, ahora están en la sede de la Brigada Swelhi, en Trípoli.

“Creemos que son espías”, ha dicho Al Swelhi, al tiempo que ha admitido que, de momento, desconoce para qué país trabajaban, aunque espera descubrirlo con una investigación. Una vez terminada, ha asegurado que entregarán los periodistas a las autoridades libias para que abran un proceso judicial en su contra.

Al Swelhi ha explicado que los periodistas poseen documentos en los que aparecen los nombres de los miembros de una milicia de Trípoli que murieron en un enfrentamiento con un grupo rival el año pasado y los de los mercenarios subsaharianos que lucharon al lado del ex líder libio Muamar Gadafi.

El líder de la milicia ha mostrado a la prensa una tarjeta de plástico gris con las palabras ‘made in Israel’ que ha sido encontrada a los dos periodistas. “Son las que usan los militares israelíes”, ha dicho Al Sawehli.

Además, ha asegurado que posee vídeos en los que los británicos aparecen disparando armas. “¿Son imágenes de periodistas?”, ha cuestionado. También ha acusado a los informadores de entrar ilegalmente en el país.

Según la agencia de noticias Reuters, estas acusaciones se podrían esgrimir contra cualquiera de los corresponsales en Libia, ya que es habitual que guarden los documentos que encuentran en el campo de batalla y que se graben y fotografíen con armas, a modo de recuerdo.

Interrogado por el estado de los dos periodistas, Al Swelhi ha asegurado que se encuentran bien y que han recibido las visitas del personal consular de Reino Unido y de Human Rights Watch (HRW). “No hemos golpeado a los prisioneros, pero estoy preparado para comparecer ante un tribunal si hay pruebas en mi contra”, ha subrayado.

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Exteriores británico ha confirmado la noticia. “Sabemos que hay dos británicos detenidos en Libia. Estamos proporcionándoles asistencia consular”, ha explicado.