Jueves, 19 septiembre 2019


Relacionadas

 


La inestabilidad meteorológica marcará los primeros días de la Semana Santa andaluza



2 de abril

La inestabilidad meteorológica que marca, especialmente en las provincias más occidentales de Andalucía, las primeras horas de este Domingo de Ramos y que viene generada por una borrasca situada en el Golfo de Cádiz, seguirá siendo la tónica dominante en el conjunto de la región al menos durante los primeros días de la Semana Santa.

Así lo ha confirmado a Europa Press el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Luis Fernando López Cotín, quien, no obstante, ha señalado que las previsiones que se manejan hasta la fecha apuntan a que a medida que vaya avanzando la semana la perturbación que acarrea la referida borrasca comenzará a alejarse de Andalucía y a desplazarse hacia el norte peninsular, lo que, por consiguiente, contribuirá a disminuir la inestabilidad.

Del mismo modo, López Cotín ha recordado que esta circunstancia meteorológica, que comenzó a entrar en Andalucía por su área occidental y paulatinamente ha ido afectando también a las provincias orientales, hacia las que se ha desplazado, no se traduce en lluvias continuadas, sino en chubascos dispersos, que, sin embargo, son “suficientes” para lastrar la salida procesional de las cofradías.

Por ello, ha señalado que habrá que estar pendiente de conocer cómo evoluciona en las próximas jornadas esta situación de inestabilidad, que, por ejemplo, en el caso concreto de Sevilla ya ha dejado este Domingo de Ramos entre un 60 y un 80 por ciento de probabilidades de lluvias.

DESCENSO DE LAS TEMPERATURAS DIURNAS

Por otro lado, el delegado territorial de la Aemet en Andalucía también ha indicado, en relación a las temperaturas, que en los primeros días de la Semana Santa los termómetros de la comunidad van a reflejar un descenso de sus valores diurnos respecto a la semana anterior como consecuencia de la inestabilidad dominante, si bien las temperaturas de madrugada no van a experimentar bajadas significativas.

No obstante, López Cotín ha señalado que, a pesar de que realmente los valores nocturnos “no van a bajar tanto” como la semana anterior, la sensación térmica sí va a ser menor debido a la humedad, de modo que los ciudadanos sentirán más frío del que reflejarán los termómetros.