Jueves, 31 julio 2014


Relacionadas

 


Arias Cañete espera el acuerdo pesquero UE-Marruecos antes de fin de junio



28 de abril

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha dicho este viernes que las negociaciones lanzadas la semana pasada por la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, con Marruecos para un nuevo acuerdo de pesca van a buen ritmo, sin “grandes dificultades” y por ello confía en que se cierre el pacto antes de que finalice junio, periodo hasta el cual están previstas las ayudas a la flota española afectada.

“Las noticias que tenemos son positivas, el ritmo de las conversaciones debe permitir cerrar el acuerdo dentro del primer semestre de este año, como estaba previsto”, ha dicho el ministro en declaraciones a la prensa en Luxemburgo, en donde asiste a una reunión de ministros europeos de Pesca.

En esta cita, Arias Cañete podrá recibir información de primera mano de la comisaria Damanaki, quien el pasado fin de semana viajó a Rabat para escenificar la reanudación de las conversaciones para un nuevo régimen pesquero entre la UE y Marruecos, que reemplace el que bloqueó el pasado diciembre el Parlamento Europeo.

El ministro español ha explicado que sus servicios mantienen contactos constantes con los de la Comisión Europea y que la información de que disponen sobre este asunto le hace ser optimista.

“No hay grandes dificultades técnicas en estos momentos. Se están negociando las compensaciones financieras y creo que no debe tener muchas dificultades de negociación y de cierre (del acuerdo) dentro del calendario previsto, ha resumido Arias Cañete.

Con todo, España insiste en que es necesario que las conversaciones concluyan “rápidamente” de forma que nuevo convenio pesquero se pueda “aplicar provisionalmente” cuanto antes para que la flota afectada pueda “volver a faenar”.

Después de que los buques europeos en aguas gestionadas por Rabat, en su mayoría canarios y andaluces, tuvieran que abandonar precipitadamente la actividad en la zona el pasado diciembre por el voto de la Eurocámara, Bruselas autorizó a España a dirigir parte de los fondos europeos que percibe al apoyo a los pescadores damnificados.

En este sentido, Arias Cañete ha recordado que las ayudas están previstas hasta el próximo 15 de junio y el deseo de España es que cuando concluya el marco de ayudas previsto el nuevo acuerdo sea ya aplicable.

CONDICIONES PARA NUEVO ACUERDO

El nuevo pacto por el que trabajará Bruselas tiene por objetivo “respetar la sostenibilidad medioambiental, beneficiar a las dos partes y estar en línea con el Derecho internacional”, según palabras de la propia comisaria. “Para la Unión Europea y para Marruecos, la cooperación no es una elección, es una necesidad. Tenemos que cooperar si vamos a gestionar los recursos pesqueros con eficacia, dijo Damanaki la semana pasada.

Las dudas de los servicios jurídicos de la Eurocámara y de la mayoría de los eurodiputados sobre que el convenio anterior respetara estos tres requisitos provocaron que el acuerdo quedara invalidado el pasado diciembre.

La situación del Sáhara occidental fue uno de los puntos más polémicos porque varios Estados miembros, entre ellos Reino Unido y Países Bajos, reclamaron una referencia a la ex colonia española en el mandato de negociación. Finalmente triunfaron las presiones de España y Francia para evitar cualquier mención expresa, por temor a que dificultara los contactos ya enrarecidos con Rabat.

España es el principal valedor del acuerdo con Marruecos por sus intereses para la flota española y porque considera al país magrebí un socio estratégico de la Unión Europea. El veto ha afectado a 64 barcos españoles, aunque la UE cuenta con más de un centenar de licencias -en su mayoría canarias y andaluzas- para operar en el marco del acuerdo.