Domingo, 29 marzo 2020


Relacionadas

 


Nieto no cree que haya “ningún problema” para que el Gobierno apruebe el plan de ajuste del Ayuntamiento



1 de mayo

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), ha manifestado que no cree que haya “ningún problema” para que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas apruebe este lunes el plan de ajuste municipal, permitiendo así abonar “de manera inmediata” cerca de 24 millones de euros pendientes con proveedores, de los que 20 son para empresas de Córdoba, al tiempo que anuncia que el Consistorio trabaja en otro plan de pago a proveedores que “evite” situaciones como la que resuelve el Real Decreto actual.

En declaraciones a los periodistas, el regidor ha señalado que las empresas que se beneficiarán del pago previsiblemente a partir del 2 de mayo “necesitan liquidez y empujón en su actividad para poder seguir funcionando y mantener los puestos de trabajo”, motivo por el que igualmente el Ayuntamiento está “planificando con el área económica” un plan de pago a proveedores que “evite que se puedan generar tapones como los que se han producido anteriormente”, para ello, a su juicio, “también es importante aplicar el plan de ajuste”.

Al respecto, indica que está “pendiente de la confirmación definitiva” de la aceptación de dicho plan de ajuste, requisito previo para autorizar el pago de las facturas, cuyas solicitudes ya se han confirmado y “prácticamente está garantizado que se consumen los 23 millones de euros que se solicitaron”.

Además, informa de que “hay una partida que el Gobierno espera poder ofrecer para contratos que no podían incorporarse en el primer acuerdo y ahora se podrían incorporar”, con una cuantía de unos 500.000 euros para pagos, principalmente referidos a “contratos de servicios ordinarios”, algo que permitiría “dejar la lista de morosos municipales a cero”, porque se va a “cubrir prácticamente toda la deuda”.

Asimismo, Nieto confía en “cerrar las actuaciones previstas en el plan de ajuste y un acuerdo con los sindicatos para rebajar el coste de estructura del Ayuntamiento”, con el fin de garantizar que el Consistorio “no sea entidad morosa y no vuelva a crear problemas” a los proveedores.

Y es que, tal y como admite el alcalde, “el gran problema del Ayuntamiento, como el de otros, es que prácticamente todos los recursos que ingresamos se destinan a mantener la estructura del Consistorio”, en este caso nóminas, préstamos o consumo de luz, entre otros gastos que hacen que “al resto no se llega y por eso es importante el plan de ajuste”, para, según Nieto, “liberar recursos y permitir que los trabajos que realizan los proveedores municipales se puedan abonar en el plazo que fija la ley, unos 60 días”.