Viernes, 28 noviembre 2014


Relacionadas

 


Griñán anima al nuevo Gobierno a demostrar que “otra política es posible”



CORTÉS (IU) EXPRESA SU LEALTAD AL REY “POR EXIGENCIA DE LA LEY”

8 de mayo

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha animado a los 11 consejeros del Gobierno andaluz de la IX legislatura, primero de coalición entre PSOE-A e IULV-CA en la historia autonómica, a “dejarse la piel sin tiempo que perder” para demostrar que “la política no es un camino de dirección única, sino que otra política es posible” definiendo un “camino propio para salir de la crisis aunando austeridad e impulso de la actividad económica”.

Griñán se ha pronunciado de este modo durante su intervención en el acto oficial de toma de posesión de los miembros del nuevo gabinete, que han optado por prometer sus cargos a excepción de la nueva consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, que ha preferido la fórmula del juramento. La nota discordante ha corrido a cargo de la nueva titular de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IULV-CA), que ha precisado al prometer el cargo expresando “lealtad al Rey” que lo hace “por exigencia de la ley”.

El acto, a cuyo término el nuevo Ejecutivo ha posado para los medios gráficos en su primera ‘foto de familia’, ha contado con la significativa presencia del coordinador general de IU, Cayo Lara, además de otros dirigentes políticos y sociales como el presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia, el expresidente andaluz José Rodríguez de la Borbolla, el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, los secretarios regionales de CCOO, Francisco Carbonero, y UGT, Manuel Pastrana.

Griñán ha iniciado su intervención agradeciendo “sentidamente” el trabajo desarrollado durante los últimos años por el gabinete saliente, a cuyos miembros ha deseado “la mejor suerte en la vida” tras haber “estado a mi lado de forma incondicional, trabajando de forma incansable por Andalucía en un tiempo muy complicado”.

“EL AGRAVIO TERRITORIAL DEBILITA EL VALOR DE ANDALUCÍA”

Acto seguido, el jefe del Ejecutivo ha destacado que “la fortaleza de Andalucía reside en la unidad de sus ocho provincias y de sus más de ocho millones de habitantes”, mientras que “la fortaleza de este gobierno reside en que forma un mismo proyecto progresista al servicio de los andaluces”. A su juicio, “Andalucía es una empresa colectiva que exige un trabajo compartido y solidario”, por lo que ha alertado contra “el agravio o el enfrentamiento entre territorios, que debilita el valor de Andalucía en España y en Europa”.

Griñán ha garantizado que el nuevo Ejecutivo se va a “dejar la piel” por asegurar “la igualdad de oportunidades de todos los andaluces vivan donde vivan y con el nivel de ingresos que tengan” y actuará “sin fronteras, sin dogmas, sin enfrentamientos y sin diferencias”. Ha trasladado a los nuevos consejeros el “profundo honor” que supone poder “trabajar sin desmayo por el bienestar de todos”, situando “el futuro de nuestros jóvenes por encima de intereses partidistas o ambiciones personales”.

“No son buenos tiempos para la política, tendremos que demostrar día a día nuestra responsabilidad y valía conscientes de que somos objeto de recelo de algunos y de la esperanza de otros”, ha subrayado Griñán, que ha animado a sus consejeros a “demostrar sin duda que la política no es un camino de dirección única, sino que otra política es posible”. “Andalucía ha sabido elegir su propio camino para salir de la crisis y debemos hacerlo aunando austeridad e impulso de la actividad económica con esfuerzo, tesón y lealtad”, ha recalcado.

Tras pedir a su gabinete “capacidad en la gestión y explicación de sus políticas”, el presidente de la Junta se ha comprometido a “hacer que los ciudadanos participen en las decisiones políticas y a estar siempre en contra de la política de hechos consumados” y ha situado la igualdad de oportunidades como eje “transversal” del Gobierno y el empleo como “objetivo número uno de todas y cada una de las consejerías”.

En este sentido, Griñán ha resaltado la importancia de unificar la formación profesional en la Consejería de Educación como “estrategia clave para que el sistema educativo avance en la integración laboral” y de incorporar Igualdad a la Consejería de la Presidencia en un momento en que “la igualdad retrocede por todas partes, sobre todo entre hombres y mujeres”, materia en la que la Junta no está dispuesta a hacer “ni renuncias ni retrocesos”, ha proclamado.

“PROFUNDO SENTIDO INSTITUCIONAL” DE VALDERAS

También ha señalado como prioridad el desarrollo de las leyes locales de la mano de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales con rango de Vicepresidencia encabezada por el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, del que ha valorado su “profundo sentido institucional”. No obstante, no ha dejado de señalar que para la “correcta aplicación” de las leyes locales el Gobierno de la Nación debe dar “pasos” en favor de la “suficiencia financiera” de las corporaciones locales.

Ha pedido “unidad” al nuevo Ejecutivo para afrontar las dificultades siendo “ejemplo de trabajo, tesón y perseverancia en los objetivos” a través del “diálogo útil con la ciudadanía” y ha defendido que los andaluces “no queremos ser más, pero tampoco menos que nadie”, por lo que ha proclamado que “el espíritu del 28F está hoy más vivo que nunca, al que nos aferraremos para que ningún viento especulativo u oportunista pueda doblegar nuestra voluntad”. “Es tiempo de ponerse a la tarea, sin tiempo de perder. Muchas gracias y mucha suerte”, ha concluido su mensaje a los nuevos consejeros.

El nuevo gabinete, que mantiene una composición paritaria con seis hombres y cinco mujeres, reduce de 13 a 11 el número de consejerías al suprimir Empleo, que queda englobada en una macroconsejería económica en manos de Antonio Ávila, y Medio Ambiente, que se suma a Agricultura y Pesca y a las competencias sobre urbanismo y ordenación del territorio en un departamento de nueva creación al frente del que se sitúa Luis Planas.

UN GOBIERNO PARITARIO CON SEIS ‘CARAS NUEVAS’

Seis ‘caras nuevas’ se incorporan al Gobierno andaluz en la nueva legislatura. Los tres representantes de IULV-CA, Diego Valderas como vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Rafael Rodríguez como consejero de Turismo y Comercio y Elena Cortés como consejera de Fomento, además de la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, como consejera de la Presidencia e Igualdad, Luis Planas como consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y Emilio de Llera Suárez-Bárcena, fiscal de la Audiencia Provincial de Sevilla, como consejero de Justicia e Interior.

Por su parte, cambian de departamento Mar Moreno, que vuelve a Educación dos años después tras ser consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno en el tramo final de la última legislatura; y Luciano Alonso, que llega a Cultura y Deporte procedente de Turismo, ahora en manos de IULV-CA, mientras Carmen Martínez Aguayo sigue al frente de Hacienda y Administración Pública.

También repiten ganando peso específico en el nuevo Ejecutivo Antonio Ávila, que suma a Empleo a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, y María Jesús Montero, que se convierte en referente de la política social de la Junta al incorporar a Salud las competencias de Bienestar Social, principalmente la atención a la dependencia.

La reducción de consejerías y la entrada de IULV-CA al frente de tres departamentos ha llevado aparejada la salida de hasta siete consejeros del último gabinete de Griñán, los hasta ahora titulares de Gobernación y Justicia, Francisco Menacho; Educación, Francisco Álvarez de la Chica; Empleo, Manuel Recio; Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz; Agricultura y Pesca, Clara Aguilera; Cultura, Paulino Plata; y Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.