Sábado, 1 noviembre 2014


Relacionadas

 


Rojas Marcos: “Nunca me metería” en cuestiones internas del PA



8 de mayo

El presidente de honor y fundador del PA, Alejandro Rojas Marcos, ha indicado este martes que no le corresponde pronunciarse con respecto a la situación interna que vive el partido y se ha mostrado convencido de que, dada su posición, debe dar “ejemplo” con “silencio” para que sean “los órganos de gobierno o asamblearios los que hablen” después de la dimisión de la exsecretaria general Pilar González, quien achacó su marcha en una “trama urdida desde dentro” contra ella.

“En ningún caso me metería en las cuestiones internas del partido y respeto absolutamente cualquier cosa que diga cualquier militante o dirigente del PA”, ha trasladado Rojas Marcos, quien ha declinado, no obstante, entrar en el fondo de la crisis de la formación andalucista y pronunciarse, así, acerca de la denuncia interpuesta ante la Policía por presunta difusión en los medios de comunicación de “mensajes privados de facebook” y “correos electrónicos”.

Rojas Marcos, quien ha apelado a que su presencia en rueda de prensa con el rector de la UAL, Pedro Molina, respondía a su condición de presidente de la Fundación ‘Alhambra’, se ha mostrado dispuesto a hablar sobre la historia del PA “de atrás para adelante” pero no en el sentido contrario. “Me siento más cómodo hablando de las décadas de los 60, 70, 80 y 90, pero el 2012 me queda cerca y me da un poco de vértigo”, ha asegurado.

En el transcurso de su intervención tras firmar un convenio por el que la institución se hace cargo del depósito y la explotación investigadora del archivo histórico del PA, ha señalado que el andalucismo es “un camino pedregoso, lleno de espinas y difícil”, aunque, según ha matizado, devuelve la “satisfacción inmensa de estar haciendo historia y de estar abriendo camino”. “Hemos creado conciencia de pueblo andaluz poco a poco aunque aún no es suficiente y queda tarea muy dura”, ha añadido.

Rojas Marcos ha trasladado su satisfacción por el “honor inmenso” en que se traduce el citado convenio ya que en la provincia almeriense, “donde hemos tenido éxitos y derrotas”, el PA “se ha dejado muchos jirones en la lucha por la conciencia de pueblo andaluz”. A su juicio, en esto está “el encanto” ya que si “hubiésemos querido militar en alguno otro tipo de partido hubiera sido posible hacerlo por la derecha o por la izquierda”.