Domingo, 21 septiembre 2014


Relacionadas

 


Empleados de ‘Andalucía Orienta’ critican el cierre de 26 unidades en mayo



13 de mayo

La Asociación de Profesionales Andaluces de la Orientación Laboral (PAO) han criticado el cierre de 26 unidades de orientación de la Red de Unidades de Orientación Profesional ‘Andalucía Orienta’ de la Consejería de Empleo, cierres que se han producido desde el 1 de mayo de 2012 y que ha dejado en situación de desempleo a más de 90 técnicos y personal de apoyo administrativo de estos programas, tras lo que advierten de que con estos cierres “alrededor de 22.500 desempleados han quedado sin poder ser atendidos por orientadores”.

Fuentes de dicha asociación han indicado a Europa Press que la antigua Consejería de Empleo tenía en la comunidad autónoma una Red de Unidades de Orientación Profesional llamada ‘Andalucía Orienta’ que desde el año 2000 viene realizando acciones de orientación a los desempleados inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

Han precisado que los contratos de los 1.556 profesionales de ‘Andalucía Orienta’, en 373 oficinas, se sufragan con los programas anuales de subvenciones que concede la Consejería de Empleo, con dinero también procedente de la Unión Europea y el Estado, a las entidades públicas o privadas que gestionan las llamadas unidades de orientación.

De esta forma, han explicado que la función del SAE es la de “costear este servicio, que constituye uno de los ejes troncales de su política, mientras que la gestión la ejercen ayuntamientos, mancomunidades, ONG o sindicatos”.

La PAO ha advertido de la situación “caótica” por la que están atravesando las unidades tras el pasado 30 de abril, toda vez que “muchas de las unidades de ‘Andalucía Orienta’ finalizaban la subvención anual a la espera como cada año de resoluciones de la Consejeria para la continuidad del programa”.

Las fuentes reconocen que “siempre ha sido difícil encajar esta situación de paralización del programa y la suspensión de la orientación hasta la llegada a las entidades de las nuevas resoluciones”, de forma que “esta interrupción, siempre ha dejado sin empleo a los orientadores y sin servicio a desempleados, que tienen que paralizar su proceso de orientación y apoyo en la búsqueda de empleo por causas ajenas a su voluntad”.

Advierten las fuentes de que esta situación “se ha visto agravada este año, por diferentes causas, como entidades que por una mala gestión de los recursos y de las subvenciones, como es el caso de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, entre otras, o por la incertidumbre de la Junta respecto a las subvenciones de este año, que ha generado que algunas entidades, aún teniendo nuevas resoluciones que llegan sin dinero no quieran iniciar el programa, a la espera de su ingreso, por lo que cierran el servicio”.

Han agregado que otras entidades “mantienen a los profesionales a la espera de que llegue el dinero en fecha totalmente incierta” y precisan que “la situación más singular se ha producido en la provincia de Jaén”.

SITUACIÓN DE JAÉN

Han advertido de que en la provincia de Jaén, desde el pasado 1 de mayo de 2012, la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, “aún habiendo enviado a las entidades una propuesta de resolución favorable para la ejecución del programa desde mayo de 2012 hasta abril de 2013, ha cerrado 26 unidades de orientación, quedando en situación de desempleo más de 90 técnicos y personal de apoyo administrativo de los programas ‘Andalucía Orienta’ y Acompañamiento a la Inserción”.

Lamentan que con el cierre de estas unidades “alrededor de 22.500 personas desempleados han quedado sin poder ser atendidas por sus orientadores, y otros muchos demandantes no podrán solicitar o tener su primera cita”.

La asociación lamenta que este hecho “está provocando un escenario de desinformación y ausencia de asesoramiento a los demandantes de la provincia”. Agrega que además, esta situación “está propiciando otras consecuencias negativas para los desempleados, como no poder ser derivados a acciones formativas, la no atención a desempleados del Plan Prepara y el que los demandantes no puedan ser incluidas con normalidad en otros programas del SAE”.

La PAO ha solicitado cita con los nuevos responsables políticos, pendientes de saber “cuál va a ser el compromiso que el nuevo Gobierno va a asumir con la continuidad y la calidad de este servicio”.

“‘Andalucía Orienta’ siempre ha sido un apoyo imprescindible para las personas que buscan empleo, pero que en estos momentos con el aumento dramático del paro, es un servicio de primera necesidad, por lo que para ello es imprescindible la continuidad y el cumplimiento de los derechos laborales de estos profesionales”, han agregado.

Asimismo, han lamentado que “buena parte de los 1.556 profesionales de ‘Andalucía Orienta’ llevan una década encadenando contratos temporales –por obra y servicio– pese a trabajar en los mismos centros y realizar tareas continuadas en el tiempo”.

Consideran que esta situación constituye “un fraude de ley, según se desprende de siete sentencias de juzgados de lo Social que dan la razón a empleados que han denunciado su situación”.