Martes, 21 octubre 2014


Relacionadas

 


Más de 15.000 personas que vivían cerca de Fukushima no podrán volver en una década



10 de junio

Más de 15.000 personas que vivían de las zonas colindantes a la central de Fukushima no podrán volver a sus casas en al menos una década debido a los altos niveles de radiación que se concentran en algunas áreas, según ha confirmado un informe del Gobierno japonés.

El documento, presentado este sábado a las autoridades de la prefectura de Fukushima, situada en el noreste del país, considera que 43.000 evacuados de los barrios declarados como áreas de entrada prohibida no podrán volver a sus casas hasta 2017, de los cuales más de 15.000 desplazados (18 por ciento del total) tendrán que esperar hasta el año 2022.

Estas predicciones están fundamentadas en los cálculos realizados por el Gobierno sobre los factores de variabilidad de la atmósfera que ralentizan o aceleran la suspensión de partículas radiactivas en el aire, según ha recogido la cadena japonesa NHK.

Además, los niveles de radiación previstos por las autoridades nipones excederán los 20 milisieverts considerados como el máximo para garantizar de seguridad pública en seis localidades fuera de esta zona de acceso prohibido.

El 11 de marzo del año pasado un terremoto y un posterior tsunami asolaron la costa noreste de Japón, desencadenando una de las mayores crisis nucleares desde Chernóbil (Ucrania) en 1986 y que ha resultado en el primer apagón nuclear en el país en más de cuatro cuatro décadas.