Lunes, 10 agosto 2020


Relacionadas

 


‘Cuna negra y blanca’ en la Bienal de Flamenco de Sevilla



16 de septiembre

La Bienal de Flamenco de Sevilla 2012 acogerá este martes 18 de septiembre el estreno nacional del segundo montaje de la compañía de Jesús Carmona, ‘Cuna Negra & Blanca’, una propuesta que indaga en las raíces de la tradición, sobre el vacío y la plenitud, y con la que el bailaor catalán –trofeo Desplante en el pasado Festival Internacional de Cante de las Minas de La Unión– “solo quiere que la gente se vaya del teatro con la sensación de haber sentido algo”. La cita es en el Teatro Alameda a las 23,00 horas.

En una entrevista a Europa Press, el que fuera primer bailarín del Ballet Nacional de España de 2007 a 2010 ha explicado que ‘Cuna Negra & Blanca’, estrenado el pasado año en Madrid con gran éxito, es un espectáculo “muy entendible porque es solamente baile, sin ningún hilo argumental, porque son dos sentimientos, el del vacío y el de la plenitud”. Y añade: “Solo quiero que el público reciba un sentimiento y que la gente que está sentada en su butaca siente ese vacío en la primera parte, en la segunda la plenitud, y se vayan con esa sensación de haber sentido algo”.

Jesús Carmona estará escoltado por Lucía Campillo y Ana Agraz, cortesía del Ballet Nacional de España y del Ballet Flamenco de Andalucía, respectivamente. Con música del guitarrista Daniel Jurado, completan el reparto Jesús Corbacho y los hermanos Ibáñez al cante, junto a la percusión de Kike Terrón y el violín de Thomas Potiron. “Son todos grandísimos artistas, y tengo la suerte de rodearme de amigos míos, grandes artistas, grandes compositores y mentes pensantes”, destaca Carmona, para quien llevar su propio montaje a la decimoséptima edición de la Bienal “es un sueño hecho realidad”.

En este sentido, el bailaor, que participa dentro del ciclo ‘El flamenco que viene’, dice “estar muy agradecido” a la directora de la Bienal, Rosalía Gómez, y añade que “es muy interesante que haya un hueco para la gente que estamos empezando, que estamos luchando”, porque “llevar un espectáculo adelante es complicadísimo, ya no solo por el dinero que te dejas sino que es tu tiempo, tu energía, tu ilusión, es todo”. “Cuando subes al escenario con tu propia propuesta estás entregando tu corazón, con lo que tener la oportunidad en un festival como la Bienal es para mí un orgullo”.

Además de con su espectáculo, el joven bailaor participará también en su programación de calle, donde junto a Daniel Jurado interpretarán la pieza ’4 Adjetivos’ como parte del ciclo ‘Una ciudad para el flamenco’, este domingo 16 a las 13,30 horas en los Jardines de La Buhaira, y también estará el viernes 21 a las 20,30 el Teatro Lope de Vega como parte del elenco en ‘Sortilegio de Sangre’, último montaje de Fernando Romero, dirigido por José Antonio y con Jesús Carmona en el papel de Luxinio.

“ESTOY PASANDO UNAS DE LAS MEJORES RACHAS”

“Estoy muy contento por tener la oportunidad de que se me vea, de manera que con esta participación en la Bienal 2012 y el premio de la del 52 Festival de La Unión espero que la compañía siga avanzando y llegando a más públicos, y se convierta en una compañía sólida tanto nacional como internacionalmente”, manifiesta Carmona, al tiempo que reconoce que “está pasando una de las mejores rachas de su vida”, porque “estoy muy contento con lo que estoy haciendo, estoy haciendo lo que yo quiero, y a la gente parece que le está gustando”.

DILATADA EXPERIENCIA

Jesús Carmona (Barcelona, 1985) es licenciado en Danza Española y Flamenco por el Instituto del Teatro y la Danza de Barcelona. Enriquece su formación con distintos maestros de danza clásica, escuela bolera y flamenco. Como profesional, trabaja en las compañías de Antonio Canales, El Güito, el Nuevo Ballet Español, Carmen Cortés, La Truco o Rafael Amargo. En 2006 ingresa en el Ballet Nacional de España y un año después consigue ser primer bailarín de la formación.

Ese mismo año estrena su primer espectáculo en Madrid, ‘El silencio de la luna’. ‘Cuna negra & blanca’ es su segundo montaje con compañía propia. En 2011 consigue el premio al Mejor Bailarín Sobresaliente en el Certamen Coreográfico de Madrid.