Jueves, 19 septiembre 2019


Relacionadas

 


Fujitsu fabrica en Málaga cajeros que leen las venas de la palma de la mano



27 de mayo

La fábrica de Fujitsu en Málaga va a comenzar a fabricar para el mercado europeo una nueva generación de cajeros automáticos que, para llevar a cabo la correspondiente identificación, podrán leer el patrón de las venas de la palma de la mano de cada persona.

El objetivo es que a finales de este año o principios de 2014 estén en el mercado las primeras unidades de estos cajeros, que incorporan este sistema prácticamente infalsificable, al recurrir a la hemoglobina.

Así lo ha anunciado este lunes la directora general de Fujitsu en España, Ángeles Delgado, durante la celebración, en las instalaciones de Málaga, del 40 aniversario de la llegada de esta multinacional a España. Unos actos que han contado con la asistencia, entre otras autoridades, del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien, además de visitar la fábrica, en el polígono Guadalhorce, ha participado en la plantación de un cerezo.

Delgado ha afirmado que esta multinacional “apuesta por Andalucía”. Prueba de ello es el plan de inversión que la empresa está desarrollando en la Comunidad, con más de 13 millones de euros. Así, aparte de la fábrica de Málaga, ha mencionado también el Centro de Servicios de Gestión Remota de Sevilla, inaugurado en 2011.

Por su parte, el presidente de la fábrica de Málaga, Masaki Hitotsuya, ha indicado que “en Fujitsu seguimos apostando por el futuro en Andalucía para continuar suministrando productos de la más alta tecnología al resto de España, a Europa y al resto del mundo”.

En este punto, Hitotsuya ha destacado que, en la actualidad, más del 80 por ciento de la producción de Málaga se exporta a países como Reino Unido, Francia, Rusia y Turquía.

El presidente de la Junta de Andalucía, por su parte, ha felicitado a Fujitsu por su aportación a la iniciativa empresarial y al conocimiento y ha valorado la estrecha cooperación entre España y Japón, en el marco del 400 aniversario del establecimiento de relaciones entre los dos países.

“Hoy Fujitsu es un punto de referencia en la prestación de servicios de información y tecnológicos de calidad”, ha manifestado, al tiempo que ha subrayado que “en Andalucía el sector de las TIC cuenta con una actividad potente, con 1.500 empresas y una facturación de unos 4.000 millones de euros”. “Es, por tanto, un sector referente en la implantación de un modelo productivo de éxito”, ha señalado.

Las nuevas tecnologías se convierte, según Griñán, “en el motor fundamental para afrontar procesos de cambio, aportando soluciones a los retos sociales y económicos que existen”. Por ello, ha dicho que el Gobierno andaluz tiene claro que sus prioridades son “la formación, la investigación y la internacionalización de la economía”; es decir, “apostar por la competencia de todos los factores productivos para mejorar la competitividad”.

Griñán ha incidido en que, pese a la crisis económica, en Andalucía “hemos querido mantener la inversión en I+D+i e, incluso, ampliarla por encima de la media nacional”. “El objetivo es mantener un entorno favorable a la ciencia y al desarrollo tecnológico”, ha comentado, y, para ello, se apuesta por “la educación con igualdad de oportunidades” y por cuestiones como “la difusión de la cultura emprendedora, la investigación de excelencia y una mayor implicación de la iniciativa privada”.

Al respecto, el jefe del Ejecutivo andaluz ha resaltado la importancia de “sumar esfuerzos” y de que compañías como Fujitsu asuman la iniciativa en el impulso a la I+D+i. “No hay competitividad sin empresas que entiendan que la innovación es el instrumento para generar riqueza”, ha advertido, por lo que ha demandado el incremento en Andalucía de la inversión privada en esta materia.

“La crisis es muy dura, hay una crisis de financiación, pero, más allá de eso, debemos anclarnos en conceptos que nos permiten mirar el futuro con optimismo y los más importantes son la educación, el conocimiento, la formación, la innovación y ese espíritu científico de renovarse día a día”, ha expuesto. “En ese objetivo coincidiremos el sector publico con el privado”, ha apostillado.

FUJITSU

Fujitsu inició sus operaciones en España en junio de 1973. Andalucía es una de las comunidades donde tiene una presencia más relevante, con una plantilla total de 600 profesionales, con importantes referencias y clientes en el sector público, sanidad, justicia, universidad, banca, grandes empresas y operadores de infraestructuras.

Inaugurada en 1977, el centro de fabricación de Málaga fue el germen, en 1992, del actual Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Ocupa una superficie de 58.000 metros cuadrados, de los que 27.000 están construidos.

Centrada en la producción de cajeros automáticos, electrónica para la industria de automoción y sistemas de comunicaciones, exporta más del 80 por ciento de lo que fabrica a países como Reino Unido, Francia, Rusia y Turquía.

Por su parte, el ecosistema de Fujitsu y la empresa TIC andaluza, integrado por 150 socios, permite una transferencia efectiva de la innovación a las pymes de Andalucía, basada en la formación técnica y comercial, la capacitación y transferencia de conocimiento, el desarrollo de negocio conjunto y la internacionalización.