Domingo, 18 agosto 2019


Relacionadas

 


Casi un centenar de ciudades europeas saldrán a la calle el sábado contra la Troika



31 de mayo

Cerca de un centenar de ciudades en más de diez países de la Unión Europea se manifestarán el próximo 1 de junio contra las políticas de la Troika, al grito de “No debemos, no pagamos”. La convocatoria, que nació tras un encuentro entre las mareas en defensa de los servicios públicos en España y el movimiento Que se lixe a Troika en Portugal, tendrá réplicas en países como Italia, Grecia, Chipre, Reino Unido o Francia.

“Las políticas de recorte de los derechos sociales están causando un gran sufrimiento en la población. Necesitamos responder de forma coordinada a nivel europeo”, ha explicado Francisco Segura, portavoz de la Marea Ciudadana. En la presentación han participado también representantes de las diferentes mareas, colectivos como Attac e incluso partidos políticos como Equo o Izquierda Anticapitalista.

“Están utilizando la crisis como excusa para privatizar la educación pública, de manera que sólo aquellos con recursos suficientes podrán tener una educación de calidad”, ha denunciado Fernando Rodríguez, de la marea verde. Todo esto mientras “se están dando 6.000 millones de euros a los bancos a fondo perdido”. “No es una crisis, es una estafa”, ha zanjado, parafraseando uno de los lemas más coreados en las manifestaciones.

Ramón Linaza, coportavoz de Equo en Madrid, ha recordado que a “los organismos que forman la Troika nadie los ha elegido y están imponiendo unas políticas neoliberales que nos condenan a millones de personas al paro y a la precariedad”, por lo que ha llamado a “defender la democracia y los derechos sociales” en la manifestación del sábado.

Epicentro ibérico

El germen de la movilización europea del 1-J nació en marzo, cuando un pequeño grupo de representantes del movimiento portugués Que se lixe a Troika visitó España, invitado por Mareas Ciudadanas (puedes ver aquí la entrevista que les hizo este diario).

Tras este primer encuentro, el 26 de abril, durante los festejos en recuerdo de la Revolución de los Claveles, tuvo lugar una nueva reunión en la que participaron activistas de otros países. Allí se acabó de definir la convocatoria europea bajo el lema de “Pueblos unidos contra la Troika”.

Las mareas, movimientos sociales y algunos partidos políticos -como Equo, IU, Izquierda Anticapitalista o el Partido Pirata- llevan meses tratando de crear espacios de confluencia. “Compartimos reivindicaciones concretas y por eso hemos decidido trabajar juntos, para aunar voces y que la movilización sirva de altavoz contra unas políticas que nos están haciendo mucho daño”, explica Segura, de Marea Ciudadana.

La coordinación europea, en marcha

El primer paso fue la movilización del 23-F contra “el golpe de los mercados”. El 1-J es un paso más, en una andadura que continuará del 23 al 30 de junio, semana en que los colectivos y mareas pretenden celebrar un “plebiscito ciudadano”, en el que ya se han concretado algunas preguntas. “Esperamos una participación masiva a nivel estatal, de millones de personas”, anuncia Segura.

En cuanto a futuras acciones a nivel europeo, las organizaciones que impulsan el 1-J creen que es muy importante potenciarlas, aunque antes deben ver si esta primera convocatoria tiene éxito. De momento, Portugal y España, lugares en los que nació la iniciativa, serán los más activos, ya que entre las dos suman cerca de 60 localidades en las que se prevén manifestaciones, mientras que el resto de países se reparten otras 30.

Fuente: