Domingo, 23 febrero 2020


Relacionadas

 


Junta ofrece “colaborar” en la reforma de la Administración pero rechaza eliminar el Defensor y la Cámara de Cuentas



23 de junio

La consejera andaluza de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha señalado este sábado que la Junta de Andalucía está “dispuesta a colaborar” con el Gobierno central en la Reforma de las Administraciones Públicas que éste impulsa, si bien se muestra contraria a suprimir “figuras recogidas en el Estatuto de Autonomía” como el Defensor del Pueblo Andaluz o la Cámara de Cuentas, ya que generan “mayor autonomía y defensa de los intereses de los ciudadanos”.

Por ello, en declaraciones a los periodistas antes de participar en un encuentro con alcaldes, portavoces y responsables socialistas en El Real de la Jara (Sevilla), la también coordinadora del Consejo Territorial del PSOE de Andalucía ha dado la “bienvenida” a la postura que, según avanzó este viernes la vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal del PP-A, Ana María Corredera, van a mantener los ‘populares’ andaluces en esta cuestión, que pasa por una defensa del mantenimiento de esos órganos, ya que así, según Díaz, el partido que lidera Juan Ignacio Zoido “se pone del lado de los intereses de los andaluces”.

En este sentido, la consejera de la Presidencia ha subrayado que el Defensor del Pueblo Andaluz es “una figura al servicio de los andaluces”, mientras que la Cámara de Cuentas es “un organismo que tiene mayor control sobre las instituciones”, de forma que su supresión conllevaría, a su juicio, un recorte “en control y democracia” y supondría “más opacidad”.

“El Gobierno andaluz va en el sentido inverso, el de mayor transparencia, abrir puertas y ventanas y que los ciudadanos se hagan corresponsables de lo público”, ha añadido antes de cuestionar la “credibilidad” del PP andaluz, que “dice una cosa y, en cambio, pacta con sus compañeros en Madrid para que hagan otra”, como, en su opinión, se puso de manifiesto recientemente con respecto a la petición que realizó la Junta al Estado de las competencias de la gestión del río Guadalquivir.

Además, Susana Díaz ha realizado un llamamiento a favor del mantenimiento del empleo público, que, en su opinión, podría verse amenazado por esta reforma. En ese sentido, ha subrayado que el Gobierno andaluz “ha recortado 113 organismos y suprimido 294 directivos al frente de los mismos, pero manteniendo el empleo público”, mientras que “se desconoce” lo que vaya a hacer al respecto el Ejecutivo central, ya que “no ha habido diálogo ni información”.

“Sí se sabe el empleo público que se ha destruido desde que gobierna Rajoy”, ha apostillado la titular andaluza de Presidencia, que ha cifrado en 700 el número de empleos públicos que se han perdido “cada día” en España en los últimos 18 meses, “casi 375.000 empleos públicos” en total, una realidad a la que, según Díaz, el Gobierno “va a dar carta de naturaleza” con su reforma de las administraciones.

Tras definir al Gobierno como “una trituradora de empleo”, la representante de la Junta le ha instado a que tenga en cuenta que “de la crisis sólo se va a salir creando empleo”, que es lo que se necesita para que “la economía funcione”.

LAS CCAA, “ACTORES PRINCIPALES” DE LA REFORMA

Además, ha criticado al Ejecutivo de Rajoy por “no haber permitido que participen las comunidades autónomas” en la elaboración del primer informe de la reforma que ha sido aprobado por el Consejo de Ministros, a pesar de que la Junta, según ha agregado, “se ofreció a participar” en su elaboración.

“Parece que ahora sí las comunidades van a poder participar en el debate de la reforma a través del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)”, ha reconocido Díaz, que ha mostrado su deseo de que la Junta pueda tener así a partir de ahora “una participación más real y activa” en el debate de este proyecto, que, en su opinión, requiere de “un gran acuerdo en el que las comunidades autónomas estén desde el principio porque son actores principales”.

Por otra parte, la consejera también ha enlazado esta reforma con la de la Administración local, que a su juicio, conlleva “un desmantelamiento de ayuntamientos”, así como “un recorte y una privatización de sus servicios y prestaciones”.

DEFENSA DE LOS AYUNTAMIENTOS

Al hilo de ello, Díaz ha querido resaltar el “importante trabajo” que desempeñan los consistorios para que “los ciudadanos tengan los mismos servicios públicos en igualdad de condiciones, vivan donde vivan”, lo que se traduce, en municipios como el que este sábado ha visitado, perteneciente a la Sierra Norte de Sevilla, en que vecinos de la zona “puedan tener allí su oportunidad” y puedan disponer de “los mismos servicios que se prestan en la capital”.

Por ello, Díaz ha criticado “todas y cada una de las decisiones que ha adoptado el Gobierno” de Rajoy porque “vuelven a situar a ciudadanos de primera y segunda” y acaba con “toda la labor de cohesión social y territorial que ha permitido la vertebración de Andalucía” y que, ha puesto como ejemplo, “ciudadanos de la Sierra Norte de Sevilla tengan los mismos servicios que los de la capital”.

En esta línea, ha criticado también la reforma en el sistema de acceso a becas que promueve el Ministerio de Educación, ya que provocará que “miles de estudiantes no vayan a poder disfrutar de la igualdad de oportunidades que tuvieron otras generaciones”, así como la supresión de líneas ferroviarias, que afectará, según ha destacado, a “más de 70.000 andaluces”.