Domingo, 8 diciembre 2019


Relacionadas

 


Verdemar reclama una evaluación ambiental sobre la retirada de arena de la duna Valdevaqueros para otras playas



23 de junio

Verdemar-Ecologistas en Acción ha defendido que la retirada de arena de la duna de Valdevaqueros y aportes en las playas de los términos municipales de Tarifa y Algeciras, en la provincia de Cádiz, “debe someterse a una adecuada evaluación ambiental”.

Según ha indicado a Europa Press el presidente del colectivo ecologista, Antonio Muñoz, han presentado alegaciones al proyecto de retirada de 55.000 metros cúbicos de arena de la duna móvil y su traslado a una playa que no es de su unidad fisiográfica, subrayando que “no cumple los requisitos exigidos sobre procedimiento y contenido que establece la Comisión Europea en su Documento sobre Gestión de Espacios Natura 2000″.

Las alegaciones se han presentado dentro del plazo previsto ante la Dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El documento de alegaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, hace hincapié en la “fragilidad” de dicho ecosistema. Cita la variedad de comunidades hábitats que contiene el sistema dunar Valdevaqueros-Punta Paloma incluidas en la Directiva Hábitat (Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992 relativa a la conservación de hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres).

Así, resalta que “cualquier perturbación en el entorno que pueda dañas dichos hábitats actuaría en contra de los objetivos que abandera dicha directiva” e “infringiendo” sus objetivos básicos.

EXPERIENCIAS FALLIDAS Y CAUSAS

El colectivo ecologista recuerda en sus alegaciones que los aportes de arena de la duna de Valdevaqueros a la Bahía de Algeciras en años anteriores –en 2009 en la ensenada de Getares y otras– “no sirvieron para nada”, ya que la arena “se perdió al paso de unos meses como consecuencia de la erosión antrópica”.

Expone que la Bahía de Algeciras ha “sufrido un proceso de degradación” a lo largo de los últimos años y las playas que pretenden regenerar “han sufrido un cambio irreparable como consecuencia de las ampliaciones portuarias”.

En este sentido, recuerda que en los años 90 se “extrajeron más de un millón de metros cúbicos de la ensenada de Getares, la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) los utilizó para rellenos y nunca ha parado el efecto que provocaban estos hechos en la pérdida de litoral”.

Señala que la playa del Rinconcillo se ha regenerado varias veces “sin ningún éxito”, ya que la granulometría de la arena es voladiza y en meses se perdería”.

“La mala planificación urbanística en las playas de Algeciras y la APBA son los responsables de la pérdida de esas playas y nos oponemos a que se traslade arena de la duna de Valdevaqueros al no ser de su unidad fisiográfica”, enfatiza.

LA CARRETERA

Por otra parte, Verdemar-Ecologistas en Acción incluye en su escrito de alegaciones otra cuestión relativa a la evolución de la duna de Valdevaqueros, argumentando que “la duna no es el problema, sino la carretera que va a la población de Paloma Baja”, donde además, “muchas de las viviendas son ilegales”.

A este respecto, recuerda que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en el proyecto de 2007 denominado ‘Estudios de la evolución de la duna de Valdevaqueros y propuestas de actuación’ habla “claramente” en sus conclusiones de que “la solución óptima desde el punto de vista medioambiental y de sostenibilidad consiste en la demolición de la actual carretera en la parte trasera de la duna”.

Asimismo, dicho organismo proponía “el desvío del tráfico a través de la carretera militar y conexión con la pista forestal existente, o cualquier otra ruta alternativa que se acuerde con los organismos involucrados en la solución integral del problema”.

Los ecologistas coinciden en que esa alternativa “minimiza la posible interacción de la dinámica natural del sistema con el futuro del territorio”.