Martes, 21 enero 2020


Relacionadas

 


El Ayuntamiento aprueba este lunes de manera definitiva las ordenanzas fiscales con una subida media del 0,2%



23 de diciembre

El Ayuntamiento de Córdoba prevé aprobar este lunes de manera definitiva, en la sesión extraordinaria del Pleno, el proyecto de ordenanzas fiscales para el próximo año 2014, que supone una subida media general del 0,27 por ciento, con una actualización en las tasas en torno al 1 por ciento y una reducción en los impuestos del 0,3 por ciento.

En concreto, la sesión resolverá las alegaciones y aprobará las modificaciones que se acojan al proyecto, con el que se inicia “un ambicioso plan de reducción de impuestos para los próximos cuatro ejercicios”, según destacó el concejal de Hacienda, Gestión y Administración Pública del Consistorio cordobés, José María Bellido, cuando se aprobaron de manera inicial, al tiempo que valoró que “son unas buenas ordenanzas fiscales; las primeras que demuestran que vamos por el buen camino y en las que se cumple el programa electoral de bajar impuestos”, además de estar “centradas” en la creación de empleo.

Igualmente, el edil recordó que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) “no va a subir nada el año que viene” y precisó que aunque hay tasas que se actualizan, “ningún impuesto sube”, sino que “o bajan o se mantienen como estaban”. Así, de las 39 figuras tributarias 20 “se congelan o bajan” y las otras 19 se actualizan conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC).

En concreto, los ingresos se fijan en unos 380 millones de euros y entre los impuestos que descienden en el periodo 2014-2017 están la licencia de apertura de negocio y actividades con un 12 por ciento y el 3 por ciento anual; la licencia de obras y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), ambos con descenso del 8 por ciento y un 2 por ciento anual, y también se realiza la bajada en el impuesto de vehículos de tracción mecánica, con el 6 por ciento en los cuatro años y el 1,5 por ciento anual. La previsión de impacto de estos descensos en el presupuesto municipal es de unos dos millones de euros para 2014.

Además, se recoge una bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica con un 1,25 por ciento hasta el 5 por ciento final en 2017, y en relación con el IBI, un total de 862 familias numerosas se beneficiarán de bonificaciones, después de que “hasta ahora las familias de tres o más hijos tenían una bonificación siempre que su casa estuviera valorada en un máximo de 49.000 euros y se ha doblado el límite hasta los 100.000 euros”.

Esta medida, según precisó el edil en su momento, “va a significar que se van a beneficiar en la ciudad el año que viene 862 familias de unas bonificaciones de entre el 20 y el 35 por ciento del IBI de naturaleza urbana”, por tanto “va a suponer una media por familia de unos 110 euros de ahorro en el IBI y en torno a 5.000 personas que se van a beneficiar”, según señaló Bellido.

También se incluye la bonificación de hasta el 50 por ciento de la licencia de apertura en función del número de empleos creados, que “ya no se exige que la empresa sea nueva” y se amplia a que “se bonifique cualquier actividad económica”, independientemente del tipo de jornada completa o parcial o contratos fijos o indefinidos, al tiempo que se mantienen las bonificaciones en algunas tasas como las entradas a muesos o la Ciudad de los Niños, entre otras.

Por otra parte, se incorporan exenciones en el pago del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, el Impuesto de Bienes Inmuebles y el impuesto de actividades económicas para todas aquellas empresas que inician en la ciudad una nueva actividad o abran un nuevo centro de negocio porque ya estén instaladas y generen más de 40 empleos.

Al respecto, se va a bonificar hasta un 95 por ciento del ICIO, el IBI y el impuesto de actividades económicas durante tres ejercicios a “los emprendedores que vengan a Córdoba a crear empleo o los que estén en Córdoba y quieran apostar por crear empleo”, según resaltó Bellido.

En relación a las tasas “solo en los casos en los que se producen servicios ineficientes con empresas en números rojos subirán al IPC, en ningún caso por encima”, en función del “cumplimiento” del plan de ajuste.

LAS CUENTAS DE URBANISMO

En otro orden de cosas, el Pleno Extraordinario de este lunes también aprobará los presupuestos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) local para el año 2014, en los que se recogen ingresos por unos 17,4 millones de euros, frente a unos gastos de 15,8 millones, de manera que el superávit supera los 2,3 millones de euros, obtenido principalmente gracias a las medidas de reducción de gastos derivadas de la suspensión parcial del convenio colectivo.

Al respecto, el presidente del organismo autónomo y también concejal de Urbanismo del Consistorio, Luis Martín, ha detallado recientemente que en el capítulo de gastos destacan los de personal, con 7,5 millones, con una reducción del nueve por ciento tras el ahorro de casi 800.000 euros, tras el citado acuerdo de suprimir algunos artículos del convenio relativos a pagas extra o complementos de productividad, a lo que se unen los gastos corrientes, donde se plantean 1,5 millones de euros, con disminución de unos 300.000 euros, algo que supone el 17 por ciento.

También, ha precisado que en gastos financieros se ha aumentado en más de 700.000 euros, con 2,1 millones de euros, entre otros, además de pagar a la agencia tributaria el IVA que no se hizo efectivo en los años 1992 y 1993, con más de 800.000 euros.

En cuanto a los ingresos, se prevén 17,4 millones de euros, de los que destacan once millones de euros que transfiere el Ayuntamiento a la GMU; 3,3 millones de euros por los aprovechamientos urbanísticos, los derechos de superficie o venta de solares; a lo que se añaden más de dos millones de tasas y actuaciones urbanísticas en materia de planeamiento, entre otras.

Asimismo, dado que la liquidación del presupuesto del ejercicio 2012 presentó remanente de Tesorería negativo por importe de 3.167.932, Urbanismo ha aprobado para su saneamiento solicitar del Ayuntamiento la transferencia prevista en el presupuesto de 2012 para financiar el remanente de 2011, por importe de 638.319 euros, punto que también recibirá el visto bueno en este Pleno.

Además, se prevé aprobar el dictamen de la comisión permanente de Hacienda y Administración Pública para las medidas de cara al saneamiento del remanente de Tesorería negativo del ejercicio 2012.