Martes, 2 junio 2020


Relacionadas

 


Salen de Puerto II los ocho encarcelados por destrozos en el puente Carranza



28 de diciembre

Las ocho personas que estaban en prisión provisional por su presunta relación con los sucesos acaecidos el 12 de diciembre en el puente Carranza de Cádiz, que sufrió daños que lo mantuvieron cerrado a la circulación, han salido este viernes de la cárcel de Puerto II, donde se encontraban, horas más tarde de que la autoridad judicial decretara su puesta en libertad.

Así lo ha confirmado a Europa Press Francisca, la madre de uno de las personas que se encontraba en prisión provisional. Los ocho encarcelados han salido de la prisión de Puerto II diez minutos después de las 18,30 horas de este viernes.

La autoridad judicial ha sustituido la orden de prisión provisional por una orden que prohíbe a estas ocho personas aproximarse al puente Carranza, el lugar donde acontecieron los hechos el pasado 12 de diciembre, en el marco de una protesta en demanda de carga de trabajo del astillero de Puerto Real (Cádiz), y por los que fueron detenidos.

Así lo ha indicado a Europa Press José Antonio Segura, el abogado de las ocho personas que han salido en libertad. Segura, que recibió la notificación del auto que decretaba la libertad de sus defendidos este mediodía, explica que “además del recurso presentado contra la medida de prisión provisional decretada por el juez, se presentó una solicitud de libertad alegando que el riesgo de reiteración delictiva había quedado mitigado, y es lo que ha prosperado”.

En esta solicitud, Segura señala que se exponía que “la medida de prisión provisional no era necesaria, y se pedía que fuese sustituida por otra medida menos restrictiva de la libertad, como es la orden de prohibición de aproximación al lugar de los hechos por los que fueron detenidos”.

Por último, Segura ha destacado que “es una buena noticia” y que en este momento “no se trata de discutir la inocencia o culpabilidad de los chicos, sino si procedía la prisión de manera preventiva”. “Me alegro por los chicos, evidentemente, pero también por los padres que han sufrido mucho”, ha concluido el abogado.