Miércoles, 22 mayo 2019


Relacionadas

 


Los Bomberos Forestales se movilizan contra los despidos



26 de enero

La empresa pública encargada de la prevención de incendios forestales en los campos y montes de Castilla-La Mancha ha anunciado el pasado 17 de Enero que llevaría a cabo un Expediente de Regulación de Empleo que afectaría a una parte sustancial de su plantilla. Según el nuevo ERE presentado por la empresa 385 bomberos forestales irían a la calle, (42 serían de Asistencia Técnicas y 343 de intervención en incendios). Pero los ataques de la Junta hacía este colectivo no son nuevos.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, presidida por María Dolores de Cospedal Secretaria General del Partido Popular, realizó intentos de “novación” de sus contratos laborales en Agosto y Octubre de 2013. El primer acto de novación de contratos fue aceptado por los representantes de los trabajadores en un clima de intensas presiones y rumores acerca de un posible recorte de plantilla; en el segundo intento de Octubre la Junta propuso cambiar el carácter de los contratos laborales de fijo a fijo-discontinuo, pretensión a la que se opusieron firmemente los trabajadores. Cabe destacar que previamente la Junta había intentado realizar varios despidos colectivos y EREs que sistemáticamente han sido anulados por los tribunales.

Hoy los bomberos forestales afrontan una nueva amenaza por parte de una administración pública a la cual le preocupa más mantener los beneficio de una minoría privilegiada que el bienestar de la población trabajadora castellano-manchega y el sostenimiento del medio rural. Debemos recordar que Castilla-La Mancha es una territorio árido y seco con amplias zonas campestres, las condiciones geográficas y metereológicas hacen que los incendios forestales sean frecuentes. Por lo tanto, la reducción de la plantilla de bomberos forestales en la región sólo puede dificultar la actuación en caso de incendios y por lo tanto agravar más los riesgos que estos conllevan, todo un desastre para el sostenimiento del medio rural de Castilla-La Mancha.

Los bomberos forestales no lo acatan.

“Es ilegal y discriminatorio y como tal tendrán nuestro rechazo: en la negociación, en los tribunales y en la respuesta de los trabajadores”, así se ha pronunciado la secciones sindicales ante el nuevo ataque perpetrado por Cospedal y la Consejera de Agricultura y Medio Ambiente María Luisa Soriano. El objetivo es rechazar las pretensiones del nuevo ERE presentado por GEACAM y movilizar a los trabajadores para echarlo abajo, con este objetivo los respectivos representantes sindicales de GEACAM han anunciado que realizarán asambleas informativas a partir del próximo 27 de Enero y anuncian protestas y acciones colectivas en el caso de que la Junta no cambie de parecer. Desde el Partido del Trabajo Democrático queremos manifestar nuestra solidaridad con los trabajadores del Geacam en la lucha por sus derechos y sus puestos de trabajo. Manifestar que la lucha de los bomberos forestales es una lucha contra el intento de una administración que al servicio de la oligarquía pretende destruir una empresa pública que durante años ha velado por el mantenimiento del medio rural en la región. La destrucción de los bomberos forestales será la destrucción del monte. Desde aquí queremos apoyar todas las movilizaciones que vienen manteniendo los bomberos forestales a lo largo del Estado, en especial apoyar la Marcha de bomberos que tendrá lugar el próximo 1 de Marzo en Madrid.