Jueves, 19 septiembre 2019


Relacionadas

 


La Constitución o la vergüenza del PP y del PSOE



Opinion: Antonio Rodriguez

A los dos partidos que se creen mayoritarios en el sistema electoral que emana de la Carta Magna y que ambos han manipulado para perpetuar su estatus, intentando crear un absurdo sistema bipartidista, al estilo de Reino Unido o USA, se les cae encima la triste realidad de los miles de ciudadanos que no entienden sus conjuras contra lo que ellos proclaman como el marco de convivencia entre todos los ciudadanos.

Lejos está esta defensa a ultranza de la realidad actual, pues parece que la ley que nos ampara a todos los españoles solo ampara a unos pocos que están haciendo su agosto frente a la desdicha y sufrimiento de la mayoría que están amparados por esta Ley de Leyes.

A saber:

Derecho al trabajo:
Artículo 35
Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.
La ley regulará un estatuto de los trabajadores.

La realidad:

Seis millones de parados amparados por la Constitución y que están siendo cada dia marginados por estos defensores de una ley trasnochada a nuestros tiempos.

Derecho a la vivienda:

Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.
Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas
pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo
con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las
plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

La realidad:
Lo cierto que este artículo de la Ley que ellos defienden (PP – PSOE) se ha convertido en la defensa de los intereses de los banqueros a agrandar sus beneficios a costa de los ciudadanos que de buena fe han aspirado a cumplir con la Constitución que ellos defienden.

Derecho a la sanidad.

Artículo 43
Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.
Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.

Cada día se nos ofrece una triste realidad de los recortes y la desprotección de este derecho.

Derecho a la educación.

Artículo 27
Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.
Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.
Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.
Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.
Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.

En este derecho no podemos ni comentar.

Aún quedan todos y cada uno de los derechos que nos defienden y que establecen un marco de convivencia entre todos los ciudadanos y que tanto PSOE como PP defienden pero ignoran la realidad de todos los que sufrimos sus abusos en Ayuntamientos, Comunidades y Estado.

Porque debemos respetar aquien no respeta a la mayoria.