Lunes, 11 diciembre 2017


Relacionadas

 


Foro llevará a los plenos de Ayuntamiento y Diputación una moción que trate de frenar la “estafa democrática” que representa la reforma electoral que persigue el PP “a la desesperada”



14 de septiembre

La portavoz institucional de Foro Ciudadano de Jerez, Rocío Montero, ha anunciado que su grupo político elevará a los próximos plenos ordinarios de Ayuntamiento de Jerez y Diputación de Cádiz una proposición tendente a tratar de frenar la “estafa democrática sin precedentes” que representa la reforma electoral que persigue el Partido Popular “a la desesperada” y que, entre otras cosas, supondría “tirar a la basura la representatividad democrática municipal”. “Este pucherazo caciquil que persigue el PP, y que defiende a ultranza por ejemplo la alcaldesa García-Pelayo, no es un avance ni mucho menos en materia de regeneración democrática sino una vil maniobra para tratar de perpetuarse en el poder municipal a toda costa y blindar en lo posible los ayuntamientos donde gobiernan”, ha enfatizado la concejal y diputada de Foro, quien entiende no obstante que “hay ciudades como Jerez donde ya no les salvará del desplome electoral ni todos los pucherazos del mundo porque la gente está absolutamente defraudada y se siente timada por un PP que ganó las elecciones prometiendo cosas que no ha hecho en más de tres años y haciendo otras que juró y perjuró que no haría”.

Por descontado, la propuesta de Foro Ciudadano incluye un apartado en el que queda patente la necesidad de acuerdos y consensos que busquen fórmulas de regeneración democrática, pero “realizadas en tiempo y forma, sin intereses partidistas ni subterfugios claramente electoralistas como en los términos que actualmente se plantean, y fundamentalmente bajo el paraguas ineludible e inexcusable del consenso de todas las fuerzas políticas más representativas de este país”. Sin embargo, y aunque parece que en estos momentos el PP ha tenido que recular y al menos aparcar o congelar la reforma, “hay que anticiparse y continuar con una ofensiva desde todos los ámbitos políticos que paralice cualquier intento de atentar contra los más elementales principios democráticos y constitucionales”. Por ello, la propuesta que esta organización política llevará a Ayuntamiento y Diputación pasa por instar al ‘Ejecutivo’ de Mariano Rajoy, impulsor de esta reforma electoral de naturaleza antidemocrática y con evidentes tintes anticonstitucionales, a su retirada con carácter inmediato y definitivo hasta, al menos pasadas las próximas elecciones municipales.

En cualquier caso, ha puntualizado Rocío Montero, “parece que la reforma electoral es un recurso que viene espoleado por la crisis económica e institucional europea. Y esto impacta de manera especial en España y en los anuncios de reforma electoral está claro que el sentido será más bien cerrar el sistema antes que reforzar el cambio que se ha acelerado desde las últimas elecciones europeas y, con ellas, el derrumbe del bipartidismo frente a otras opciones políticas”. Lo que sí es evidente, ha añadido, es que “con el cambio de sistema no tendremos por arte de magia mejores partidos políticos ni mejores alcaldes. Con este nuevo sistema electoral tampoco saldremos de la crisis, mientras que el partido que defiende esta reforma siga plegado a los intereses financieros y de espaldas a la realidad de la calle y de una ciudad, caso de Jerez, con una tasa de paro insoportable y graves y extremos problemas de exclusión social”.

En último término, la representante de Foro ha afirmado que “la elección directa de alcaldes que intenta imponer el PP, no solo supone un cambio en las reglas del juego cuando está a punto de sonar la campana –a escasos 8 meses de las próximas municipales- sino que transforma la idea de democracia que se viene ejerciendo en el ámbito local”. Y es que, ha zanjado, “intenta de un plumazo suprimir la representatividad e imponer un sistema electoral mayoritario, con el único objetivo de intentar mejorar sus resultados electorales. Intenta imponer el cambio directamente en mayo, en lugar de aplazar la nueva ley hasta los siguientes comicios como se haría en cualquier país democrático”.